viernes, 25 de octubre de 2013

Kabalah Cristiana

                              
 La Kabalah Cristiana, cumplidos ya sus 500 años (aproximados) de existencia, ha nacido y se ha desarrollado en un particular ámbito del que convendrá efectuar alguna caracterización. Pero en principio, y aunque algunos se resistan, existe y por supuesto se origina en la Kabalah Hebrea, alrededor del siglo XV, ayudada por la persecución judía en España, la conversión,  el perfil del misticismo cristiano medieval y su avidez por el “secreto” y la Sabiduría hebrea. 




Al respecto, cabe mencionar la búsqueda cristiana de los antiguos textos egipcios, griegos y hebreos, cristalizada en parte por los hallazgos e investigaciones de los Médici, después de la toma de Constantinopla (1453).  Un ejemplo podrían ser los estudios sobre “Hermes Trimegisto” y su mítica obra Corpus Hermeticum,  cuyo origen termina otorgándose a la escuela de Plotino, del siglo II de esta era, según Casaubón (Siglo XVI).

También caben mencionar por su influencia a la Alquimia; el escrito Tábula Samaradigna, también atribuido a Hermes; el afamado Teofrasto Bombast von Hohenheim, más conocido como Paracelso, y la Gnosis Cristiana en general.

El Nuevo Testamento, rico en ejemplos simbólicos de obvia influencia veterotestamentaria (A..), también muestra la existencia de una enseñanza oculta a través de textos como:


Marcos 4,33: Y les anunciaba la Palabra con muchas palabras como éstas, según podían entenderle; no les hablaba sin parábolas; pero a sus propios discípulos (Jesús) se lo explicaba todo en privado.-


Juan 4,22:  (dice Jesús) Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos.


Los dos ejemplos citados denotan la existencia de una enseñanza especial para los discípulos y de un conocimiento particular en el segundo ejemplo.


También corresponde recordar, como mojón fundamental del gnosticismo cristiano la Biblioteca de Nag Hammadi.

Un ejemplar de los códices descubiertos en 1945 al pie de la montaña de Djebel Tarik: la mayoría de estos códices estaban protegidos por un estuche de cuero similar a éste.


 Esta obra, encontrada en el lugar del mismo nombre, en Egipto, en Diciembre de 1945, consta de 12 libros y ocho hojas (es de los primeros dos siglos de la era cristiana) Para esta época los cristianos ya escribían en códice: hojas, antiguamente tablillas o papiros encerados (del latín codex); y los judíos  -desde antiguo- en Meguilot o rollos.



El gnosticismo fue una corriente religiosa-místico-filosófica y que  constituyó una tentativa de construir una teología cristiana en conceptos procedentes de la mística griega y hebrea, (numerosos textos enciclopédicos niegan el origen hebreo del mismo utilizando los términos “mística oriental”, para referirse a la mística hebrea.

El gnosticismo genera grandes polémicas en el seno de la Iglesia, alrededor del siglo II, ya que quienes adquirían conocimiento en forma “revelatoria”, eran considerados herejes o falsos cristianos.

Ya habíamos remarcado la importancia de las fuentes hebreas para el gnosticismo cristiano, pero es importante que uno de los factores determinantes para el surgimiento de la Kabalah cristiana es Jesús mismo, ya que en Él se conjuga lo Divino con lo humano.

Todo lo mencionado intenta ser una resumida muestra de la preexistencia de diferentes líneas de pensamiento que apuntaron a lo místico, mágico, y aún herético.



Guershom Sholem asegura que Abner de Burgos y Pablo Heredia escribieron textos sobre Kabalah cristiana, siendo ambos judíos conversos (ver G. Scholem- Kabbalah). Nosotros vamos a elegir, no por la cronología sino por la verdadera importancia de su obra, a Pico della Mirándola (1463-1494), el célebre italiano, como el primer kabalista cristiano (discípulo de Elías de Medigo).

Es a partir  de él que la Kabalah cristiana comienza a crecer en Europa. Desde Italia a Alemania, donde Juan Reuchlin (1455-1522) es pieza fundamental.

Desde aquí a Francia, donde, entre varios grandes podemos citar a Guillermo Postel y  Jacobo Gaffarel.

Inglaterra tendrá lo suyo, pero recién a partir del siglo XVII, con Henry Ainsworth, Jacobo Hepburn, el renombrado Robert Fludd, Samuel L. Mathers, Israel Regardie, Winn Wescott, Edward Waite (éstos últimos de los siglos XIX-XX).

La Kabalah cristiana nace con un claro sentido místico, utilizando metodologías de especulación y literaturas similares a la hebrea. Sin embargo  y más allá de su obvia diferencia sobre la concepción mesiánica y su filiación divina, la Kabalah cristiana toma un camino finalmente más práctico que místico, sobre todo en los siglos XVII-XVIII, donde un sincretismo ritual pagano y un alejarse de lo místico producen algunas desviaciones peligrosas.



Las cartas del Tarot, son parte del esquema práctico de la Kabalah cristiana.  Aparecidas en la Edad Media (para muchos el primer mazo es el de los Visconti, año 1500 aproximadamente) parecen, en función del mazo elegido, un conjunto de símbolos extraídos de alguna tumba egipcia; sin embargo, si observamos con detenimiento, las ideas, los mitos y los dioses griegos al igual que las letras hebreas y otras ideas del judaísmo místico, aparecen en forma de curiosa simbiosis.

Tarot Visconti


Podríamos decir que la Kabalah cristiana evoluciona de lo místico a lo mágico-práctico y desde allí a un abismo del que parece haber resurgido en éste último tiempo.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

Dejame tu opinión o sugerencia! Te recuerdo que no publico ni contesto comentarios anónimos. Gracias.