jueves, 28 de noviembre de 2013

Giordano Bruno



Giordano Bruno, nació en 1548, en Nola, Nápoles. Hijo de Giovanni Bruno y Fraulissa Savolina. Falleció en 1600 en Campo dei Fiori, cerca de Roma, en la hoguera, bajo la mano de la Inquisición.



En 1562 estudio en Nápoles, se especializó en humanidades y en dialéctica.

Se llamaba Filippo, al entrar a la Orden de los dominicos, en 1565, lo cambió por Giordano, tenía quince años. En la orden se dedicó a al estudio de la filosofía aristotélica y la teología de Tomás de Aquino – tomista -. En 1566 se produce el primer procedimiento en su contra por sospechas de posiciones consideradas como herejes. En 1572 se ordenó como sacerdote dominico en la ciudad de Salermo y pasa al estudio de Santo Domingo Mayor. En 1575 recibe el título de Doctor en Teología de la orden.
En el año 1576 tuvo que abandonar la orden, porque pesaba sobre él un juicio que lo acusaba de desviaciones en la doctrina religiosa, de 130 puntos. Huye a Roma asilándose en el Convento de Sta. María, en Minerva, por otro procedimiento por sospechas de herejía; en Roma se cursa una acusación por haber arrojado a las aguas del río Tíber a un hermano de la orden. Huye a Génova, donde dicta, en Noli, gramática y astronomía. Abandona los hábitos.

Entre 1577 y 1579 viaja a Sabona, Padua, Bergamo, Grecia, Milán, Turín, Venecia, Ginebra y Lyón donde da cátedra y da a conocer sus obras. En 1580 recibe un doctorado en Artes en Tolosa, Francia. En 1581 va a París y en la corte del rey Enrique III, publica las dos primeras obras: “Las Ideas Humanas” y “Cantos Circenses”. En 1583 viaja a Inglaterra a dictar cátedra en la Universidad , es nombrado Secretario del embajador francés, Michel de Castenau, allí concurre asiduamente a las reuniones del poeta Philip Sydney.

Sus escritos más importantes son “De umbris idearum”, de 1582; “La cena de las cenizas”, “Del universo infinito y los mundos” y “Sobre la causa, el principio y el uno”, estas tres obras escritas en 1584. En 1585 escribió “Los furores heroicos” en la cuál, en un estilo de diálogo al estilo platónico, poético - científico, describe el camino hacia D’s a través de la sabiduría.
En 1585 Bruno viaja nuevamente hacia París con el embajador, luego se dirige a Marburgo, durante esta época se dedica a imprimir las obras escritas en Londres. En 1586 expone sus ideas en la Sorbona y en el Colegio de Cambray. enseña Filosofía en la Universidad de Wittenberg.
En 1588 viaja a Praga donde escribe artículos dedicados al Embajador de España y a Rodolfo II. En 1590 se dirige al Convento de las Carmelitas en Frankfurt y Zurich, Alemania; ahí escribe sus poemas.
 
Giordano Bruno

Regresa a Italia a instancias de Giovanni Moncenigo, noble veneciano que se convierte en su protector, para impartir cátedra particular. Pero el 21 de Mayo de 1591 Moncenigo traiciona a Bruno entregándolo a la Santa Inquisición.
El 27 de Enero de 1593 se ordena el encierro de Giordano Bruno, en el Palacio del Santo Oficio en el Vaticano.

Estuvo en la cárcel durante ocho años, mientras se disponía el juicio en el que se le adjudicaban cargos por blasfemia, herejía e inmoralidad, bajo el tribunal de Venecia, principalmente por sus enseñanzas sobre los múltiples sistemas solares y sobre la infinidad del universo.
Dado que se negó a revocar lo que había dicho y escrito, fue condenado el 8 de Febrero de 1600. Es sentenciado por el Papa Clemente VIII y por el tribunal del Santo Oficio a morir en la hoguera.
Fue quemado en la hoguera el 17 de Febrero de 1600, en Campo dei Fiori, Roma.
El lineamiento filosófico de Giordano acordaba con los principios de la Kabalah, en la línea cristiana. Su propuesta se centra en un universo infinito, en el que D’s es el alma del universo y que las cosas materiales son la manifestación del principio infinito de D’s.

Bruno Giordano es un precursor de la filosofía moderna por la influencia que tuvo en las doctrinas de Baruch Spinoza (filósofo holandés) y por su anticipación de la doctrina monista del siglo XVII, según la cual la materia y el espíritu, el cuerpo y la psique tienen una misma esencia que se manifiesta en diferentes formas.
Al principio estudió las teorías de averroísmo (Averroes (1126-1198), el nombre conocido en árabe era Ibn Rushd, filósofo árabe musulmán, físico, jurista maliki y teólogo ashari, nació en Córdoba, España. La idea de Averroes se centra en que la razón prima sobre la religión, esta postura le provocó el exilio en 1195, pero fue restituido a su patria poco antes de su muerte.
Averroes sostenía que las verdades metafísicas pueden expresarse por dos vías: la filosofía – de acuerdo al pensamiento aristotélico y neoplatónico – y la religión. Averroes no propuso la existencia de dos tipos de verdades, filosófica y religiosa, pero sus ideas fueron interpretadas por los pensadores cristianos, que las clasificaron de "teoría de la doble verdad". Rechazó el concepto de la creación del mundo “en el tiempo”: sostenía que el mundo no tiene principio. Dios es el "primer motor", la fuerza propulsora de todo movimiento, que transforma lo potencial en lo real. El alma individual humana emana del alma universal unificada., una manera de interpretar el pensamiento de Aristóteles).

Bruno, se convirtió al calvinismo luego de abandonar la orden de los dominicos. Consideraba la religión como una forma de dominar a los ignorantes, y la filosofía, como una actividad de los espíritus selectos que saben gobernarse a sí mismos y al prójimo. Fue excomulgado por la Iglesia luterana. Se alió a los hugonotes franceses en la época en que Enrique IV de Navarra abjuraba de su protestantismo para ser rey de Francia. Polemizó con el senado de Frankfurt, y por ello lo expulsaron de la ciudad. Favoreció el libre pensamiento filosófico, liberado de sus implicaciones religiosas.

Analizó, criticó y rechazó muchas de las teorías prevalecientes. Especuló, formuló hipótesis, debatió. El heliocentrismo, teoría de Copérnico, fue la base de sus investigaciones, sostuvo que el universo es infinito y que hay en él otros complejos planetarios similares al del sistema solar. 



Afirmó que la Tierra se mueve, rebatiendo la postura geocéntrica de la época. Se le pidió una retractación formal de todas sus ideas y se negó a hacerlo. El Papa Clemente VIII lo anatematizó por impenitente y herético y fue condenado a la hoguera.

Giordano Bruno - Obra
1580: El Compendio de Arquitectura y Complemento Artístico.
1582: De las sombras de las ideas y el Arte de la memoria.
1584: La Cena de las Cenizas.
1584: Sobre la Causa el Principio y el Uno.
1584: Sobre el Infinito Universo y los Mundos.
1585: La Expulsión de la Bestia Triunfante.
1585: Cábala del Caballo Pegaso.
1585: De los Heroicos Furores.
1586: Figuración del Tratado de Aristóteles sobre el Oído Físico.
1586: Ciento veinte Artículos sobre la Naturaleza y el Mundo contra los Peripatéticos.
1586: Ciento sesenta Artículos contra los Matemáticos y Filósofos de esta Epoca.
1591: Sobre el mínimo y la Medida Triple según los Principios de las Tres Ciencias Especulativas y de muchas Artes Prácticas.
1591: Sobre la Moneda, el Número y la Figura, o sea, Elementos de la más Oculta Física, Matemática y Metafísica.
1591: Sobre lo Inmenso y los Innumerables, o sea, sobre el Universo y los Mundos.
1595: Suma de Términos Metafísicos.
1595: Descenso a la Práctica.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Dejame tu opinión o sugerencia! Te recuerdo que no publico ni contesto comentarios anónimos. Gracias.